En muchas películas navideñas suelen verse a parejas y desconocidos besarse bajo las ramas de un muérdago pero,  ¿sabías que esta tradición se remonta al siglo XVII? 

Los escandinavos creían que el muérdago otorgaba la paz, bajo sus ramas se podía celebrar un matrimonio o los contrincantes podían declarar una tregua.

A partir del siglo XVIII esta costumbre adquirió un significado más romámtico y comenzó a extenderse por toda Europa. Las jóvenes no podían rechazar ser besadas bajo esta planta y, ese beso sería el comienzo de un apasionado romance.

¿Quién puede imaginarse un romance entre dos personajes tan dispares como Lechuza y Conejo? Uno vive de día, otro vive de noche. Parecería imposible que un amor así perdure en el tiempo. Sin embargo, así fueron los primeros años de mi noviazgo con mi medio limón, hace ya unos 18 años. Yo trabajaba de día y él de noche. Nos encontrabamos al atardecer y nos regalabamos bellos cielos naranjas. En ese entonces era solo un poco más jovén y bastante más romántica.   

-Silvina Eduardo-

Actividad- Muérdago con fieltro

La actividad propuesta para este día es construir una ramita de muérdago.

MATERIALESfieltro de color verde (10 x 15 cm) y rojo (5 x 5 cm), 3 lentejuelas doradas, cinta roja (40  cm), un trozo de cordón, patrones y pegamento. Los que adquirieron en Verkami el pack Abeto y Estrella tienen el patrón, el resto lo puede descargar aquí

INSTRUCCIONES: utilizando el patrón recorta las diferentes piezas de fieltro (hojas= verde, frutos= rojo). Ata con la cinta roja las hojas por el cabo y pega los frutos sobre estas. Pega sobre cada fruto una lentejuela. Finalmente, pega en el reverso el cordón par poder colgarlo.

 

¿Qué otros animales vivían en Valle Verde??

La escritora e ilustradora

¿Quieres conocer un poco más sobre el trabajo de la persona que está detrás de esta historia? Puedes seguirla en sus redes sociales.

Silvina Eduardo

Comentarios, sugerencias, fotos o lo que quieras compartir con nosotras son siempre bienvenidos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *